La verdad sobre los 10.000 pasos al día

5/5 - (116 votos)

¿Te has propuesto andar 10.000 pasos cada día? ¿A cada rato tu reloj te recuerda que ha llegado la hora de moverse?

Hoy en día muchos de los trabajos son bastante sedentarios. Es fácil pasar las horas muertas delante del ordenador. Sin moverte de la silla. Por eso tener un objetivo puede ser especialmente útil.

Muchos de nosotros habréis oído hablar de la importancia de dar 10.000 pasos al día. Tal vez hayas escuchado también a personas que dicen que este objetivo no es más que una tontería, que son cosas de una buena campaña de marketing. 

¿Entonces? ¿Qué hacemos? ¿Andamos o no andamos? Vamos a ver qué hay de cierto en todo esto.

andar 10000

El origen de los 10.000 pasos

Parece ser que el origen de caminar 10.000 pasos cada día proviene de Japón. Allá por 1965 se comercializó un dispositivo llamado Manpo-kei. Este aparatito no era otra cosa que un podómetro. Un instrumento diseñado para medir cuántos pasos das. Su nombre se traduce literalmente como «medidor de 10.000 pasos».

En Japón se vendía un podómetro. Su nombre era Manpo-kei, que significa literalmente «medidor de 10.000 paso»

Es probable que este número fuera totalmente arbitrario. Nunca se ha concretado que estudios hay detrás para determinar este número. Es por eso que hay quienes afirman que no hay una necesidad real de seguir un número elegido al azar al nombrar un dispositivo.

De cualquier manera, elegir un conteo de pasos tiene sus ventajas, ya que es algo que todo el mundo entiende y además se miden fácilmente. Aclaro, se mide con facilidad porque hoy en día todos tenemos dispositivos portátiles como relojes inteligentes o teléfonos que hacen la cuenta por nosotros.

¿Tan malo es estar sentado?

El primer objetivo de contar 10.000 pasos es evitar el sedentarismo. La vida moderna ha hecho que sea cada vez más fácil pasar mucho tiempo haciendo poco o nada. Podemos pedir comida, ver la televisión, relacionarnos e incluso trabajar sin salir de casa.

Esto se denomina comportamiento sedentario y, si bien es totalmente aceptable sentarse en el sofá para descansar y relajarse, distintos estudios demuestran que ser demasiado sedentario puede afectar a nuestra salud. Así pues cuanto más sedentarios seamos mayor es el riesgo de padecer enfermedades como la diabetes tipo 2 u obesidad.

La forma de reducir este riesgo es evidente. Se trata de disminuir nuestro tiempo sedentario. Incluso si estamos haciendo ejercicio, limitar el tiempo que pasamos sentados es importante para nuestra salud.

caminar 10000 pasos

¿Hay que caminar 10.000 pasos o no?

Dado que la cantidad de pasos parece haber sido sacada de la nada, ¿qué sentido tiene perseguir un recuento diario de pasos?

La comunidad científica una vez se percata que no existe argumento sobre el número de pasos aumenta el número de estudios e investigaciones al respecto.

Así es, por ejemplo, un estudio realizado a miles de mujeres mayores el cual descubrió que incluso 4,400 pasos por día estaban asociados con un menor riesgo de morir que las mujeres mayores que sólo daban 2,700 pasos.

No obstante cabe subrayar que este estudio está segmentado a un perfil de la población muy concreto: las personas mayores. Esto puede implicar, por ejemplo, que si somos más jóvenes o incluso hombres, debamos caminar más para obtener beneficios similares.

Sin embargo otros estudios han demostrado que aunque 10.000 pudiera ser un objetivo arbitrario, cuantos más pasos dé la gente más saludable será. Pero no es imperativo llegar a la marca mágica de los 10.000. La ciencia ha demostrado que otras distancias también son beneficiosas para la salud.

En distinto sentido cabe destacar que contar los pasos no sólo es bueno al llegar al 10.000. Otra investigación ha demostrado que el hecho de contar nuestros pasos nos mantiene con una actitud más activa. Estar activo, como es lógico, comporta múltiples beneficios.

El simple hecho de contar tus pasos te servirá para estar más activo

La ciencia no ha concretado ningún número mágico que establecer como objetivo. Eso no significa que debamos ignorar tener un objetivo de conteo de pasos. Los 10.000 son una buena referencia y, como ya hemos dicho, el simple hecho de contar nos predispone a una vida activa.

Caminar es una forma barata, fácil y efectiva de moverse y dejar de estar sentado. Medir nuestros pasos es una excelente manera de monitorear la actividad diaria y motivar nuestra salud.

Si llegas a 10.000 fenomenal. Y si no bien también, pues algo siempre es mejor que nada y mañana es una buena oportunidad para hacer un poco más.

RebajasBestseller No. 1
IOWODO Smartwatch R3PRO,Reloj Inteligente Hombre Mujer con Oxímetro(SpO2),1.69" Pantalla con Termómetro Pulsómetro Sueño Podómetro,Pulsera Actividad Impermeable IP68 para Android IOS(Nuevo -2 Correas)
  • ⭐【Monitoreo Inteligente】Monitorea y registra automáticamente su Temperatura corporal/Oxígeno en sangre/Frecuencia cardíaca las 24 horas del día. También puede consultar las notificaciones meteorológicas locales para los próximos dos días en su reloj en cualquier momento. Puede ver el registro de datos de seguimiento de cada dato en la aplicación "GloryFit" en cualquier momento.

Algunos consejos para andar un poco más

  • Cuenta tus pasos. No te cuesta nada, tomarás conciencia de tu sedentarismo y estarás más activo. Lo más cómodo es con un reloj. Si no tienes uno su compra es una inversión que bien vale la pena. Si no quieres uno siempre podrás hacerlo con alguna aplicación para tu móvil.
  • Levántate cada hora. Cada vez que te levantes da una pequeña vuelta, ya sea en casa o la oficina. Sí, es poco, pero todo cuenta.
  • La rutina te ayuda. Tu simple actividad diaria: ir a comprar, hacer las tareas, ir al trabajo, etc. pueden suponer perfectamente hasta 4.000 pasos al día. No está nada mal para «no haber hecho nada».
  • Empieza poco a poco. Roma no se hizo en un día. Si eres nuevo en esto del ejercicio empieza con un objetivo muy fácil, por ejemplo 3.000 pasos, y ya lo irás aumentando progresivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.