Hacer más ejercicio: 10 maneras de moverte más en tu día a día

5/5 - (133 votos)

Intentar sacar tiempo para hacer más ejercicio puede resultar abrumador. Aquí van algunos consejos para ayudarte a mantenerte en movimiento.

No tengo tiempo

Seguramente decir «no tengo tiempo» sea la excusa más común para no hacer muchas cosas, entre ellas ejercicio.

Pongamos atención en la palabra clave de la frase anterior. Seamos muy claros. La clave no es «no tener tiempo». La clave es que se trata de una excusa.

hacer más ejercicio

Pero no es este el tema sobre el que vamos a incidir. Sólo lo vamos a poner de relevancia para que reflexiones sobre ello y valores si tienes margen de mejora en ese sentido.

En este artículo vamos a dar por sentado que no tienes tiempo y, sobre esa base, vamos a trabajar.

Aquí tienes 10 formas de moverte más en tu vida diaria.

1. Sube por las escaleras

Sí, lo sé. Es aburrido, da pereza y encima cansa. Lo he oído un millón de veces. Sin embargo, es uno de los mejores consejos por varias razones.

Subir las escaleras en lugar del ascensor aumenta el ritmo cardíaco, ayuda a mantener el equilibrio y mejora la fuerza de las extremidades inferiores.

Si te sientes con ganas puedes incluso hacer algunas elevaciones de talones desde el borde de un escalón para fortalecer las pantorrillas.

También puedes implementar alguna variante como subir las escaleras de dos en dos.

Sáltate el ascensor, tu cuerpo y tu corazón te lo agradecerán.

hacer más ejercicio usar escaleras

2. Ponte de pie siempre que puedas

El sedentarismo se ha impuesto en nuestras vidas.

Cada vez pasamos más tiempo sentados. Siempre que tengas ocasión aprovecha y ponte en pie.

Si trabajas desde casa o te has pasado a las teleconferencias virtuales, proponte un paseo, aunque sea dentro de casa o la oficina, durante una llamada al día.

Si no necesitas estar mirando el ordenador, ponte los auriculares, métete el teléfono en el bolsillo y resuelve los problemas del mundo dando un paseo. Es una forma estupenda de mezclar tu rutina diaria.

Y si trabajas en una oficina, llévate tus reuniones individuales contigo. Caminar juntos favorece la unión del equipo, e incluso puede que se te ocurran mejores ideas.

No dejes que la pereza te gane la partida. ¡Actívate!

Las investigaciones demuestran que caminar potencia la creatividad y mejora la agudeza mental. Cualquier ocasión es buena para levantarse.

3. Haz equilibrio

Siempre que puedas mantente sobre una sola pierna sin apoyar ni siquiera el talón.

¿Te parece una tontería?

Pruébalo y me cuentas. Es tan sencillo como tonificante. Cualquier momento es bueno para guardar el equilibrio un rato. Mientras esperas a que acabe el microondas, mientras te cepillas los dientes… ¡Hazlo! Es sorprendente y divertido.

4. Siéntate sobre una pelota de ejercicio

Cambia tu cómoda silla por una pelota de estabilidad.

El simple hecho de sentarte sobre un elemento inestable y sin respaldo te ayudará a combatir el dolor de espalda y a mejorar la postura.

Cuando tengas más confianza puedes hacer algunos estiramientos suaves de movilidad para el cuello, la pelvis y la columna vertebral.

Prueba también a hacer un movimiento de hula-hoop y a meter y sacar la pelvis para ayudar a activar tus estabilizadores centrales.

Tal vez te estés diciendo… ¡Si no tengo la pelota!

Bueno, eso ya es cosa tuya. Tampoco tienes por qué seguir todos los pasos de este artículo a rajatabla. Son sólo sugerencias.

De todos modos las pelotas son baratas. Y si lo que te preocupa es el espacio tampoco hay excusa. ¡Son hinchables!

Bestseller No. 1
GYMBOPRO Fitness Pelota de Ejercicio - Bola Suiza con Bomba de Inflado,Bola de Yoga antirrebote y Antideslizante,Bola de Equilibrio para Gimnasio Pilates Gimnasio de Yoga (65 cm, Verde)
  • Duraderas: las pelotas de gimnasia de Gymbopro están fabricadas en PVC profesional con 2000 micrómetros de grosor y ofrecen la mejor experiencia de movimiento. Puede soportar más de 900 kg. Puedes sentarse o tumbarse en ella, simplemente disfrútala.

5. Coge poco el coche y cuando lo hagas aparca lejos

Evita coger el coche para todas aquellas distancias que puedas hacer andando.

Cuando necesariamente tengas que ir en coche… ¡No todo está perdido!

No tengas pereza en aparcar en el primer hueco que veas aunque esté un poco lejos.

Cuando vayas al súper, coge por costumbre aparcar lejos de la puerta. Con que lo hagas un par de veces a la tercera irás sin pensarlo. Somos animales de costumbres.

No subestimes todas estas pequeñas distancias que irás sumando. Añadir unos minutos de caminata aquí y allá se acumula con el tiempo y supone un aumento notable de tu número de pasos diarios.

andar y no coger el coche

6. Ten más sexo

¡De nadaaaaa!

Algunas investigaciones afirman que el sexo quema calorías. Concretamente sobre unas 3 calorías por minuto en el caso de las mujeres y de unas 4 calorías en el de los hombres.

Practicar sexo es ganar dos veces. De un lado haces ejercicio, y de otro, activas también a tu pareja y de paso reforzáis vuestro vínculo.

Diviértete, prueba nuevas posiciones y técnicas. Todo ello mientras te mueves más.

7. Acoge una mascota

En los refugios y protectoras de tu localidad las visitas siempre son bien recibidas.

Si contemplan programas de voluntariado siempre puedes ofrecerte para pasear algunos perros.

Aún mejor si te animas a adoptar uno. De este modo aumentarás tu tiempo al aire libre, ayudarás a un perro y a tu comunidad.

Tener un perro es una experiencia muy gratificante. Además te activarás y moverás más tu cuerpo. Es un beneficio para todos los implicados.

8. ¡A bailar!

Pon algo de música y déjate llevar. Puedes bailar mientras preparas la cena, doblas la ropa o pasas la aspiradora.

Bailar es una forma fabulosa de hacer más ejercicio. Quemarás calorías a la vez que trabajas el equilibrio y la coordinación. Todo ello mientras pasas un buen rato.

bailar mientras limpias

9. Elige juegos activos

En tu próxima reunión con amigos o cuando estés con los pequeños de la casa cambia las cartas o los juegos de mesa por juegos activos.

¿Qué tal un escondite? ¿El juego de la silla? ¿Un, dos, tres chocolate inglés? ¿Un Twister?

Todos esos juegos a los que jugabas de niño siguen siendo divertidos hoy. Pueden jugar personas de cualquier edad, en interiores o exteriores. Te lo pasarás bien. Tan sólo tienes que dejar de autolimitarte y meterte en el papel.

10. Haz ejercicio o estiramientos mientras ves la televisión

Hay mil formas de hacer más ejercicio mientras ves un rato la tele.

Camina en la cinta, utiliza la bicicleta estática, coge las pesas para tonificar un poco la parte superior, ayúdate de bolas, espumas, cintas elásticas o tírate al suelo y estira.

Si ves un programa de 30 minutos y te mueves todo el tiempo… ¡Son 30 minutos de ejercicio que antes no tenías! Incluso puedes limitar la actividad al tiempo de anuncios publicitarios si te parece un buen punto de partida.

Mantén tu material de ejercicio a mano. Unas pocas repeticiones de flexiones de bíceps, prensas de tríceps o elevaciones de brazos con pesas ligeras marcarán una gran diferencia en la fuerza de tus brazos, tu postura y tu bienestar.

Esto es especialmente importante para las mujeres, que tienen un mayor riesgo de sufrir osteoporosis. Incorpora el entrenamiento con pesas a tu rutina para mantener tus huesos sanos y fuertes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.