¿Qué pasa cuándo dejas de fumar?

5/5 - (160 votos)

Motivos no faltan para dejar de fumar: Salud, dinero, libertad.

Fumar libera miles de sustancias químicas en el cuerpo. El resultado no es sólo el daño a sus pulmones, sino también a su corazón y a muchas otras estructuras corporales.

Pero incluso si llevas mucho tiempo fumando puedes revertir los efectos y experimentar los beneficios para la salud.

A continuación te contamos muchos de los beneficios de dejar de fumar. Desde las primeras horas hasta décadas después.

20 minutos después del último cigarrillo

Los efectos positivos para la salud de dejar de fumar comienzan 20 minutos después del último cigarrillo. ¡Sí! ¡Cómo lo lees!

Tu presión arterial y tu pulso pasados 20 minutos retornan a niveles más normales.

Además, las fibras de los bronquios que antes no se movían bien debido a la exposición constante al humo comenzarán a moverse de nuevo. Esto es beneficioso para los pulmones. El movimiento de estas fibras ayudan a mover los irritantes y las bacterias fuera de los pulmones, ayudando a reducir el riesgo de infección.

dejar de fumar

8 horas después del último cigarrillo

En ocho horas tus niveles de monóxido de carbono volverán a un nivel más normal.

El monóxido de carbono es una sustancia química presente en el humo del cigarrillo. El monóxido sustituye a las partículas de oxígeno en la sangre, reduciendo la cantidad de oxígeno que reciben sus tejidos.

Cuando el monóxido de carbono desaparece, tus niveles de oxígeno comienzan a aumentar hasta alcanzar niveles más normales.

El aumento de oxígeno ayuda a nutrir los tejidos y los vasos sanguíneos que recibían menos oxígeno mientras usted fumaba.

beneficios de dejar de fumar

24 horas después de dejar de fumar

Al cabo de un día, ya ha disminuido el riesgo de infarto.

Esto se debe a la reducción de la constricción de las venas y las arterias, así como al aumento de los niveles de oxígeno que llegan al corazón para potenciar su funcionamiento.

Los niveles de nicotina en el torrente sanguíneo también habrán disminuido hasta cantidades insignificantes en este momento.

48 horas después del último cigarrillo

A las 48 horas las terminaciones nerviosas previamente dañadas empiezan a crecer de nuevo.

También puedes empezar a notar que los sentidos que antes estaban embotados por el tabaco mejoran. Empezarás a oler mejor y saborear la comida mejor que antes.

72 horas sin fumar

A los tres días de haber dejado de fumar notarás que respiras mejor.

Esto se debe a que los bronquios del interior de los pulmones han empezado a relajarse y a abrirse más. Esto facilita el intercambio de aire entre el dióxido de carbono y el oxígeno.

Además la capacidad pulmonar, es decir la capacidad que tienen los pulmones para llenarse de aire, empieza a aumentar a partir de los tres días después del último cigarrillo.

Una semana después del último cigarrillo

El hito de una semana es importante no sólo para su salud, sino también para tu probabilidad de éxito de conseguir dejar de fumar definitivamente.

Aquí la estadística manda. Los fumadores que consiguen pasar una semana sin fumar tienen nueve veces más probabilidades de dejar de fumar con éxito.

Después de sólo una semana sin fumar tu salud habrá mejorado, notarás que respiras mejor y habrás multiplicado por nueve la probabilidad de dejar el tabaco para siempre

Las posibilidades de dejar de fumar definitivamente aumentan con cada intento. Si consigues llegar a una semana, puede conseguirlo para toda la vida.

La mejor manera de alcanzar grandes retos es poniéndose metas alcanzables. Una distancia grande no es otra cosa que una suma de pasos pequeños. Si no ves como afrontar el dejar el tabaco empieza proponiéndote no fumar una semana y luego déjate llevar.

Dos semanas sin fumar

A las dos semanas de dejar de fumar notarás que no sólo respira mejor, también caminas más fácilmente. Esto es gracias a la mejora de la circulación y la oxigenación.

La función pulmonar aumenta hasta un 30% unas dos semanas después de dejar de fumar, señala la Universidad de Michigan.

Un mes después del último cigarrillo

En tan sólo un mes serán ya muchos los cambios de salud que experimentarás. Uno de ellos es la sensación de mayor energía general.

También puedes notar que muchos de los síntomas relacionados con el tabaquismo han disminuido, como la congestión de los senos nasales y la dificultad para respirar al hacer ejercicio.

Además de estos beneficios las fibras de los pulmones vuelven a crecer. Esto es fundamental para mantener unos pulmones sanos, dado que las fibras reducen la acumulación de mucosidad y protegen contra las infecciones bacterianas.

Tres meses después del último cigarrillo

A los tres meses de dejar de fumar la mujer mejora su fertilidad y reduce el riesgo de que el bebé nazca prematuramente.

Seis meses sin fumar

Muchos de los cigarrillos que se fuman son por momentos de tensión o estrés.

Después de seis meses de haber dejado de fumar la mayoría de ex-fumadores se sienten capaces de afrontar situaciones estresantes sin sentir la necesidad de fumar.

Por supuesto tras todo este tiempo también notarás que toses muchas menos mucosidades y flemas. Esto es porque las vías respiratorias están mucho menos inflamadas sin la continua exposición al humo y químicos que contienen los cigarrillos.

Un año después del último cigarrillo

Después de un año de haber dejado de fumar tus pulmones habrán experimentado una mejora espectacular en términos de capacidad y funcionamiento.

Esa mejoría implica que podrás respirar mucho más fácilmente cuando hagas esfuerzos y que toserás mucho menos en comparación con la época de fumador.

Fumar es caro. Si fumas un paquete al día gastas más de mil euros al año

Además de todos los beneficios para la salud habrás ahorrado una cantidad espectacular de dinero.

Tres años después de dejar de fumar

Después de tres años sin fumar tu riesgo de sufrir un ataque al corazón se equipara al de un no fumador.

Fumar no sólo limita el flujo de oxígeno al corazón. También daña el revestimiento de las arterias. El tejido graso comienza a acumularse, lo que hace más probable que una persona sufra un ataque al corazón o un derrame cerebral.

Dejar de fumar puede ayudar a revertir estos efectos y promover un corazón más sano en los años venideros.

ventajas de dejar de fumar

Cinco años después del último cigarrillo

Tras cinco años después de dejar de fumar, el riesgo de muerte por cáncer de pulmón se ha reducido a la mitad en comparación con la época en que fumaba, según la Universidad de Carolina del Norte.

10 años sin fumar

Pasada una década de dejar de fumar tu riesgo de morir por cáncer de pulmón ha disminuido hasta el de un no fumador. Esto es así porque las células que antes eran precancerosas han sido sustituidas por células sanas.

Además de disminuir el riesgo de padecer cáncer de pulmón, como es lógico, también se reduce el riesgo de desarrollar otras enfermedades relacionadas con el tabaquismo.

Esto incluye una reducción del riesgo de padecer cánceres de:

  • Boca
  • Esófago
  • Vejiga
  • Riñones
  • Páncreas

15 años después de su último cigarrillo

Al llegar a los 15 años el riesgo de sufrir un ataque al corazón o un ictus disminuye hasta igualar el de una persona que nunca ha fumado.

Está claro que hacer desaparecer los perjuicios del tabaquismo supone mucho tiempo. Cumplir 15 años sin fumar representa un hito importante para tu salud y bienestar general.

Beneficios de dejar de fumar

Como puedes ver son muchos los beneficios de abandonar el tabaco.

Seguramente no te hemos contado nada nuevo, si bien el mostrar los beneficios de manera cronológica tal vez te sirva de referencia y motivación para dejar de fumar.

A la hora de dejar de fumar todo vale. Remedios caseros, un libro, ayuda profesional… Lo que sea. Pero deshazte cuanto antes del mal hábito de fumar.

Adquiere hábitos saludables y vive una vida mejor. El momento de dejar de fumar es ya. Mañana puede que sea tarde.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.